espaciodircom.com - Analizan el reto de las ‘fake news’ en la comunicación corporativa

Analizan el reto de las ‘fake news’ en la comunicación corporativa

La desinformación, las noticias falsas, los rumores extendidos por las redes sociales han proliferado en la última década de forma exponencial hasta llegar a un aumento del 400 % en los últimos diez años, con el agravante de que el 60 % de los españoles no sabe diferenciarlas claramente de informaciones reales. Por otra parte, el público joven consume prioritariamente contenido incidental, es decir, el que les llega a sus móviles sin buscarlo.

Ante este panorama, las empresas sfrontan grandes retos ante la eliminación de los bulos y la proyección positiva de su imagen de marca. Sobre todo esto giró una jornada celebrada en el Hospital Real de la Misericordia de Marbella, que bajo el título La comunicación corporativa en la era de las fake news, convocó a responsables de comunicación de de distintas empresas a una mesa redonda para explicar las claves de su trabajo en un entorno de abundancia de datos que se escapan de cualquier control.

El catedrático Pedro Farias, profesor de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de Málaga, describió como los medios convencionales y rigurosos lanzan noticias falsas por su voluntad de ser los primeros, por la falta de tiempo o capacidad para confirmar la veracidad de la información. “Esto le ha pasado a todos los grandes medios, lo importante es ser consciente de ello y establecer mecanismos para contrastar las informaciones que reciben”, indicó el catedrático, que subrayó que estas fake news se difunden siete veces más rápido que las auténticas y “son las personas las que la hacen virales”.

Esto supone “la pérdida de credibilidad de los medios tradicionales, así que las empresas tienen que ser muy rigurosas y muy transparentes y las páginas corporativas, fuentes referentes para los medios de comunicación y la ciudadanía”, agregó Farias.

Para África Hidalgo, responsable de comunicación de Aqualia, empresa especializada en la gestión del ciclo integral del agua en distintos municipios, “nuestro caballo de batalla ha sido siempre la mala interpretación del derecho humano al agua, este tema se ha utilizado mucho como arma arrojadiza a nivel político”, al tiempo que destacaba que “nuestra forma de atacar es con formación, información y alfabetización mediática”.

Por su parte, Miguel Ángel Martín Esteban, director de comunicación de Altadis-Imperial, apuntó que los rumores y la información falsa no es nada nuevo pero sí que en esta era “se han amplificado y magnificado con las redes sociales”. Incluso organismos oficiales las utilizan, y puso como ejemplo que “en la campaña del Ministerio de Sanidad que dice que el tabaco ata y te mata en todas sus formas han incluido el vapeo cuando saben perfectamente y así está regulado que el vapeo no es tabaco, el propio Ministerio dice mentiras a la opinión pública y nos veremos en los tribunales”.

María León, directora de comunicación de Endesa Andalucía, destacó que "las noticias falsas solo se combaten con verdades, con rigor y transparencia”, y aseguró que no existe la preparación absoluta ante un asunto como la información y su constante revolución tecnológica. “En las redes sufrimos bulos constantemente”, afirmó León, que señaló que las eléctricas reciben 2,5 menciones cada minuto en las redes sociales.

Para Carmen González, responsable de comunicación de Mercadona en Andalucía la “escucha digital activa” es fundamental, igual que tener abiertos canales de comunicación con sus clientes. “Hay que generar confianza con la transparencia informativa y eso lo hacemos desde el etiquetado de los productos porque es algo que les interesa al consumidor” llegó a decir al tiempo que destacaba que “no generamos tráfico en las redes porque sí, las usamos para contar hitos de la empresa, novedades, cambios en los servicios, las redes bien usadas ayudan mucho”.

Po rsu parte, la profesora Laura Teruel señaló que en la emisión del mensaje “la empresa tiene un plus añadido de dificultad porque se les presupone que la información es interesada” y destacó que “los ciudadanos se saltan a los medios de comunicación, a los interlocutores avalados y se informan a través de las redes”.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS

Tendencias