El Fiscal General del Estado reclama en el Congreso de los Diputados controlar a la prensa

El Fiscal General del Estado, José Manuel Maza, ha respaldado en el Congreso al fiscal jefe de Anticorrupción, Manuel Moix, cuestionado por su intervención en la operación Lezo. En su intervención, Maza, ha cargado contra los medios de comunicación afirmando que "si algo grave ha sucedido en torno a ese caso, no son los enfrentamientos entre los fiscales del caso y su superior sobre el alcance de la investigación, sino que los medios de comunicación hayan obtenido y publicado datos de una causa bajo secreto".

Antes de aprovechar los lamentos del Partido Popular sobre las filtraciones para pedir una reforma legal que las ataje, el fiscal general aclaró que no tenía "ningún motivo" para lamentar el nombramiento del nuevo jefe de Anticorrupción, al afirmar que "le nombré y me siento muy satisfecho de haberlo hecho". 

Maza hizo esas declaraciones en su segunda comparecencia en dos meses ante la Comisión de Justicia, a la que llegaba arrastrado por el polémico estreno de Moix en Anticorrupción. El fiscal general elogió la "valentía y firmeza" del recién nombrado, asegurando que no había encontrado "ningún hecho" que respaldara la destitución que reclama la oposición. "Me siento satisfecho por el acierto de designar a Moix", ha afirmado Maza, quien ha añadido que "ningún caso de corrupción se ha paralizado al margen de la ley bajo la jefatura de Moix como para que tenga que arrepentirme de la designación realizada hace apenas dos meses. [...] Me siento satisfecho por el acierto de dicha designación. [...] Si lo cesara sería un cobarde que sólo echa lastre por mantenerse". 

Entrando en las polémicas concretas, Maza ha asegurado que los datos revelados pese al secreto benefician a los corruptos. En cuanto a la investigación sobre Ignacio González, se mostró "atónito" ante lo que considera "informaciones desviadas e infundadas" sobre la actuación de Moix

Tras escuchar cómo la oposición mantenía sus críticas, Maza comenzó su segunda intervención hablando de las "filtraciones a la prensa", y ofreció la solución a los representantes del Poder Legislativo: "pido que me den herramientas legales para controlar las filtraciones", tras lo que se extendió en demonizar las consecuencias de las informaciones sobre asuntos que están bajo secreto: "no mejoran el conocimiento de los ciudadanos, porque al final todo acaba siendo público. No aporta nada de cara a la verdad, sino que se perjudica a personas que son citadas y, más grave aún, se perjudica la eficacia de la Justicia. [...] Las filtraciones no favorecen a nadie con intenciones limpias. Son dosificaciones parciales y tienen una intención que convendría investigar".

Las palabras de Maza pidiendo controlar a la prensa llegan días después de que el propio Moix se pronunciara en un sentido similar, afirmando que en Alemania se sancionaba a los medios. En la anterior legislatura el propio ministro de Justicia, Rafael Catalá, había propuesto cambiar la ley para permitirlo, si bien hace unos días renunció a respaldar las palabras de Moix al respecto.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS