El Congreso aprueba la renovación del presidente de RTVE en tres meses

El pleno del Congreso ha aprobado la reforma de RTVE para que la dirección de la radiotelevisión pública tenga que ser elegida por consenso en el Parlamento en tres meses. La renovación se hará por concurso público si da tiempo a ponerlo en marcha y, en todo caso, ese sistema se aplicará en futuros nombramientos de presidente y consejo de administración del ente.

En la votación global final solo hubo una abstención, el resto fueron votos a favor. El origen es una proposición de ley del PSOE, sobre la que luego llegó a un acuerdo con Podemos, al que se sumó justo antes de la votación Ciudadanos.

La actual dirección de RTVE, encabezada por José Antonio Sánchez y designada solo por el Partido Popular en la legislatura de su mayoría absoluta tiene los días contados. El acuerdo tiene el importante valor simbólico y político de ser la primera reforma pactada para revertir decisiones de la legislatura de la mayoría absoluta del PP y que está a punto de culminar su trámite en las Cortes y también para cambiar instituciones y organismos clave.

Es también el primer acuerdo entre PSOE y Podemos que llega al final de su trámite y el primero cerrado por la nueva dirección socialista. La modificación legal, aprobada sin votos en contra, se basa en un acuerdo  negociado durante semanas y hasta el último momento antes de la votación con otros partidos, especialmente con PP y Ciudadanos.

El partido de Albert Rivera y el PNV se han sumado al acuerdo minutos antes del debate, lo que ha permitido la aprobación. Y el PP terminó por sumarse a regañadientes a la transacción pactada por todos los demás. En la votación global final solo ha habido una abstención, el resto han sido votos a favor.

La modificación supone la renovación inmediata y volver al modelo de la etapa del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero en la que el presidente y los miembros del Consejo de Administración de RTVE debían ser elegidos por mayoría de dos tercios del Congreso y el Senado, para obligar al acuerdo.

El PP lo modificó en la legislatura de la mayoría absoluta, para rebajar esa mayoría y poder elegir a los actuales responsables del ente solo con sus votos. Para evitar bloqueos, si no se alcanzan esos dos tercios, la elección se hará por mayoría absoluta, pero siempre que tenga aval de la mitad de los grupos parlamentarios, es decir, con exigencia de consenso. De esa forma, ningún partido podrá bloquear la renovación que, además, se pondrá en marcha sin esperar al fin del mandato del actual consejo que terminaría en junio de 2018.

La novedad también es que los partidos han pactado un sistema para el futuro de concurso público para la designación de esos cargos y buscar así un modelo de desgubernamentalización y despolitización de la televisión pública.

En la renovación urgente no se aplicará aún ese modelo de concurso público si en tres meses no se ha aprobado la normativa de ese concurso, pero sí en las próximas. Los profesionales que aspiren al Consejo de RTVE deberán presentar un proyecto para la Corporación. El texto pactado señala que los candidatos se someterán a “un comité de expertos formado por personas de reconocido prestigio profesional cuyos miembros serán designados para cada ocasión por sorteo de entre los propuestos proporcionalmente por los grupos parlamentarios. Este Comité hará públicos sus informes de evaluación y serán remitidos a la comisión competente para la correspondiente audiencia con los candidatos”.

BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS