espaciodircom.com - La Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones cabrea a los operadores de telefonía móvil

La Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones cabrea a los operadores de telefonía móvil
El afán del control del Gobierno sobre la comunicación y las telecomunicaciones parece no tener límite. El último episodio la ha protagonizado la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones, que quiere obligar a los operadores móviles de España a abrir sus redes, determinando precios y condiciones, para que otros grupos revendan minutos móviles que les proporcionen beneficios inmediatos sin incurrir en inversiones en red o hacer ofertas de valor añadido atractivas.

Esta nueva iniciativa está creando un profundo malestar en el sector de la telefonía móvil de nuestro país, uno de los más dinámicos de nuestra economía, ya que el impulso desde la administración de operadores móviles virtuales, como simples revendedores de tráfico a bajo precio, podría generar un entorno competitivo basado exclusivamente en una guerra de precios y poner en peligro el cumplimiento de las inversiones comprometidas por el sector en los próximos años.

Alegar como razones que no se trata de un mercado plenamente competitivo es un eufemismo, sobre todo, si tenemos en cuenta que no sólo el nivel de competencia de nuestro mercado se sitúa por encima de la media de los países de nuestro entorno, sino que el sector de las telecomunicaciones es el único en el que los precios no han subido, ni siquiera en telefonía fija, o han estado bajando durante los últimos cinco años. No en vano, las tarifas en telefonía móvil han bajado entre 1999 y 2004 casi un 40%, y esa tendencia a la baja se ha mantenido en 2005 y seguirá haciéndolo este año.

Por otro lado, los operadores móviles en España han realizando un importante esfuerzo e inversión para proporcionar a los clientes una oferta de valor, adecuada a sus necesidades y a la permanente evolución tecnológica, atendiendo a sus principales demandas de servicios añadidos a precios adecuados y subvención de terminales. Además, el sector ha venido realizando una inversión sostenida en infraestructuras, cobertura y mantenimiento de redes, hasta convertirse en uno de los principales motores de desarrollo de nuestra economía.

En este marco, la propuesta de la CMT, que pretende impulsar medidas artificiales para favorecer la entrada de Operadores Móviles Virtuales, significa convertir el mercado de las telecomunicaciones español en el más intervencionista de toda Europa, ya que se aplicará el esquema regulatorio de la fija -que lejos de desaparecer, aún continúa- a la telefonía móvil.

Esta intervención generará un caldo de cultivo para que cientos de empresas, muchas de ellas de capital extranjero, se sumen al carro de los revendedores de minutos, con poco conocimiento del negocio, menos compromisos y el único objetivo de la rentabilidad inmediata.

Queda esperar que la Comisión Europea tenga más sentido común que el regulador español e impida que la intervención también llegue a la telefonía móvil en España.
BLOG COMMENTS POWERED BY DISQUS